gatosyserpientes

Gatos y serpientes: esto es lo que debes saber

Aunque son mordidos con menor frecuencia que los perros, las picaduras de serpientes venenosas son delicadas. En el caso de que tu gato sea víctima de esta situación, debes saber qué hacer.

Un error común entre los dueños de mascotas es pensar que las mordeduras de serpientes no son peligrosas para los gatos, pero no es cierto. En casos leves, el gato solo puede sufrir hinchazón en el sitio de la mordedura. Pero en casos más severos, pueden dañarse los órganos internos del gato, como el hígado, los riñones y el corazón. Si no recibe el tratamiento y la medicación adecuados a tiempo, puede haber consecuencias.

La mordida


La mayoría de los gatos son mordidos en la cara o la pata. La reacción del gato depende de cuánto veneno inyecta la serpiente. Las picaduras de víbora son normalmente muy dolorosas y pueden poner en peligro la vida del animal si se produce una intoxicación sistémica.

Los síntomas


Los síntomas normales después de una picadura de víbora son la hinchazón y sensibilidad en el área alrededor de la picadura, seguido de un mayor cansancio. Para los gatos, el lugar más peligroso para ser mordido es la pata, ya que el movimiento del gato hace que el veneno se propague rápidamente en el cuerpo a través de la circulación sanguínea.

Qué hacer


Si sospechas que una víbora o serpiente venenosa ha mordido a tu gato, es importante actuar rápidamente, pero intenta permanecer lo más calmado posible. Mantén a tu gato lo más quieto posible llevándolo en brazos. Nunca lo dejes caminar solo. Y llévalo al veterinario lo más rápido que puedas.

El tratamiento


El veterinario determinará qué tipo de tratamiento es adecuado para tu gato. El tratamiento depende de los síntomas y de cuán afectado esté por el veneno de la serpiente. En casos severos, el gato generalmente se ingresa para observación y recibe tratamiento como goteo y alivio del dolor.

No dudes en contactarnos si tienes alguna pregunta sobre las picaduras de serpientes y qué hacer.