Epilepsia Gato

Epilepsia en gatos: Sintomas, tratamiento, cuidados

La epilepsia en gatos es una enfermedad que, aunque es poco frecuente, debemos conocer para saber reaccionar si nuestro gato la sufriera en algún momento. A continuación, te explicamos en qué consiste, cuáles son sus síntomas y cómo se puede tratar de manera adecuada la epilepsia en gatos.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de epilepsia en gatos?

La epilepsia es una enfermedad del cerebro caracterizada por una predisposición duradera a la generación de crisis epilépticas. Se origina por multitud de causas, sin embargo en casi todos los casos se produce una actividad esporádica, sincrónica y excesiva de las neuronas del cerebro, que se manifiesta en forma de crisis o convulsiones.

Estas crisis epilépticas se producen cuando hay un exceso de actividad eléctrica en este grupo de neuronas del cerebro, lo que puede llegar a afectar a los movimientos del gato, a su conciencia y a su comportamiento en general.

Además, dependiendo de varios factores, existen tres grandes grupos de epilepsia:

La epilepsia en gatos puede afectar a cualquier edad, siendo más frecuente la forma idiopática en gatos jóvenes.

¿Cómo aparece la epilepsia en gatos?

La causa de la epilepsia en gatos puede deberse a diferentes factores e, incluso, no tener causa aparente. En cuanto a los síntomas, uno de los más comunes en la epilepsia en gato son las convulsiones. De hecho, probablemente este sea el primer síntoma que nos haga alarmarnos de la posible presencia de epilepsia en gatos.

Además, junto a los espasmos, el gato también puede padecer otros síntomas no tan comunes como:

También puede suceder que los gatos tengan sensaciones y emociones extrañas e incluso que se comporten de una manera rara llegando incluso a mostrar agresividad. Es importante mantener la calma durante las crisis epilépticas ya que, aunque asustan demasiado, no suelen durar más de unos segundos. Es importante evitar que el gato se lesione o se golpee durante la crisis, no hay que meter la mano en la boca del gato, sujetarlo de forma brusca ni administrar nada vía oral. Se debe mantener la calma, evitar estímulos estresantes para el gato y proporcionarle un lugar tranquilo y con luz tenue tras la crisis. El tipo de convulsión dependerá de la causa y la zona del cerebro afectada.

Diagnóstico de la epilepsia

Una vez que le comentes al veterinario que tu gato ha sufrido algún ataque epiléptico, automáticamente le realizarán una serie de pruebas diagnósticas con las que poder ir descartando posibles patologías e identificar de qué tipo de epilepsia se trata.

Algunas de las pruebas médicas más usadas para diagnosticar la epilepsia en un gato son:

Una vez que se obtenga un diagnóstico, el veterinario establecerá unas pautas y tratamientos con los que proporcionar al animal la mejor calidad de vida posible. 

Tratamiento

El tratamiento para tratar la epilepsia en gatos dependerá de las posibles causas que lo originen.

En algunos casos (por ejemplo, algunos tumores) será necesario realizar cirugía. Pero en la mayoría de los casos el tratamiento será farmacológico, dependiendo de la causa. La administración de anticonvulsivantes tiene como objetivo suprimir las crisis o bien reducir su intensidad y aumentar su intervalo para lograr una mejor calidad de vida.

Para conseguir mejorar aún más su calidad de vida, es fundamental complementar la medicación con una correcta alimentación y una vida tranquila y sin sobresaltos con el fin de reducir la posibilidad de sufrir nuevos ataques. Igual de fundamental es acudir a las revisiones pautadas por el veterinario para llevar un buen control de la enfermedad.

Cuidados en gatos con epilepsia

Aunque tu gato ya esté siguiendo un tratamiento para controlar la aparición de los ataques epilépticos, es fundamental seguir unos consejos y pautas con las que asegurarle al animal un espacio tranquilo y cómodo donde vivir sin sobresaltos:

¿Es posible prevenir la epilepsia en gatos?

En ocasiones la epilepsia en gatos es imposible de prevenir; en otras ocasiones, sin embargo, sí se pueden seguir diferentes consejos para evitar su aparición:

De todos modos, en caso de tener alguna duda o pregunta sobre la epilepsia en gatos, ya sea sobre la prevención o el tratamiento, puede consultar a los médicos veterinarios de Anicura y te ayudaremos en la mayor brevedad posible.