El estreñimiento en los gatos

Los gatos también pueden estreñirse, lo que implica una acumulación de las heces en el intestino y dificultad de la evacuación.

El estreñimiento puede ser la causa de que el gato acuda reiteradas veces a su arenero sin resultado alguno.

Debe tenerse muy en cuenta que pueden observarse síntomas similares con la retención urinaria, una afección aguda y potencialmente fatal.

Causas del estreñimiento en gatos

El estreñimiento puede tener múltiples causas:

Síntomas

¿Cuándo debe contactarse con el veterinario?

Tratamiento

En primer lugar, el veterinario realizará un examen clínico general, palpando con atención su vientre. Normalmente se puede percibir el estreñimiento, pero si el animal tiene sobrepeso, un pelaje muy abundante o dolor puede resultar complicado, requiriéndose probablemente pruebas de imagen.

Una vez detectada la causa, se pondrá solución a ésta y se tratará de resolver el estreñimiento hidratando el paciente, si lo necesita, para ablandar las heces y facilitar su tránsito.

Para una lubricación adicional del intestino se administra lactulosa. Si este tratamiento es infructuoso podrá requerirse la aplicación de enemas, que siempre deben hacerse bajo sedación.

¿Cómo puedo ayudar a mi gato a evitar el estreñimiento?

Las heces de los gatos tienen forma redondeada hasta varios centímetros de largo, duras, no debe pegarse la arena a la superficie y no son malolientes. La eliminación será diaria y no mostrará signos de malestar ni dificultad durante la evacuación. Si no se cumplen estas premisas deberá consultarlo con su veterinario.

En los gatos es muy habitual la existencia de otra causa subyacente del estreñimiento, por lo que puede ser difícil recomendar métodos concretos para prevenirlo. No obstante, hay algunos puntos que el cuidador del animal puede tener en cuenta: