las pulgas en el gato

¿Cómo quitar o eliminar las pulgas en un gato?

Las pulgas son uno de los mayores quebraderos de cabeza para quienes conviven con animales en casa. Sobre todo, en épocas del año como primavera o verano, la presencia de este parásito puede aumentar. Por ello, es importante tomar previamente las medidas necesarias para garantizar la seguridad de nuestro gato y del hogar. Si por el contrario ya has detectado la presencia de pulgas en un gato, es importante que lleves a cabo un proceso de desparasitación cuanto antes ya que si no la infestación puede extenderse por su cuerpo e incluso expandirse por diferentes zonas de la casa. Existen diferentes productos con los que quitar las pulgas a un gato y poner solución al problema de una manera rápida y eficaz. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para quitar las pulgas a un gato y acabar de una vez con este problema que pone en peligro la salud del animal.

Pulgas en un gato: cómo identificarlas

El tamaño de las pulgas puede llegar a ser casi inapreciable para el ojo humano por lo que, lo primero, es saber identificar cuándo los picores de nuestro gato pueden deberse a estos pequeños animales. Algunos síntomas como el rascado continuo puede ser un claro indicador de que nuestro amigo felino puede estar sufriendo por las pulgas. Así que, si has notado que tu gato se rasca más de lo habitual en zonas como detrás de la cabeza o en la cola, debes revisar su pelaje minuciosamente para saber si tiene o no pulgas.

Además, la presencia de estos parásitos puede influenciar también en su carácter, mostrándose sin ganas de juego o falto de energía. Cepillar al gato con un peine de púas finas es uno de los mejores remedios caseros para comprobar si el animal tiene o no pulgas. Observa si en el cepillo quedan rastros de estos pequeños insectos, liendres e incluso excrementos.

Cómo quitar pulgas a un gato: remedios y tratamientos

Una vez hemos identificado que nuestro gato tiene pulgas, debemos proceder a su eliminación de manera urgente ya que la picadura de la pulga puede incluso producirle alergia, manifestándose en caída del pelaje, pequeñas heridas o enrojecimientos en la piel.  También puede producirle enfermedades sistémicas graves, y presencia de parásitos intestinales. Para ello, es altamente recomendable acudir a una clínica veterinaria donde nos asesoren sobre el mejor producto o tratamiento para acabar con ellas y desinfectar a nuestro gato. Así, algunos de los productos más usados para quitar pulgas en un gato son:

En caso de que las pulgas hayan aparecido en un gato bebé o de pocos meses, debes acudir a tu veterinario para saber qué productos puedes usar para desinfectar al animal sin dañar su joven piel.

Además, recuerda limpiar tu casa en profundidad una vez hayas conseguido quitar las pulgas al gato ya que estos pequeños insectos pueden haber anidado en cualquier pequeño rincón del sofá, alfombra u otro espacio que haya estado en contacto con el felino.