abcesos en gatos

Abscesos en gatos: Qué son y tratamiento

Probablemente hayas oído hablar en alguna ocasión de los abscesos en gatos, pero ¿qué son exactamente? Desde AniCura te contamos qué son y cuáles son los tratamientos más eficaces para curar los abscesos felinos.

¿Qué son los abscesos en gatos?

Los abscesos en gatos son unas cavidades fruto de la inflamación de los tejidos, formándose sobre todo en la piel, órganos como el hígado o la mandíbula. Lo que realmente sucede es una encapsulación por el tejido conjuntivo del tejido circundante, hecho que distingue un absceso de un empiema. El pus que contiene se origina a consecuencia de la inflamación-infección de los tejidos, esto puede suceder, por ejemplo, en los casos de mordeduras o arañazos. 

¿Cómo se producen?

Hay que tener en cuenta que la piel es la encargada no solo de cubrir nuestro cuerpo, también de protegerlo de agresiones externas como la radiación solar, cambios de temperatura, agentes externos como parásitos, virus, hongos y bacterias. De hecho, un absceso (una acumulación de pus en las capas más profundas de la piel) normalmente se origina como resultado de una lesión en la piel causada por un traumatismo o agente externo, como pueden ser las mordeduras o de otro gato. 

En tan sólo un par de días la zona que rodea la herida puede infectarse y, como consecuencia, inflamarse. Además, en la zona central se puede llegar a acumular pus, un líquido espeso y en ocasiones con mal olor.

Cuando el absceso lleva bastante tiempo activo, puede terminar rompiendo esa piel y dejando salir el pus por lo que no es de extrañar que, en ocasiones, sea necesario realizar una intervención quirúrgica con la que drenar completamente el absceso. En ocasiones también pueden quedar restos del agente causante de la herida en el interior de esta cavidad con pus, lo que se conoce comúnmente como cuerpo extraño, eso dificultará la curación de la herida y puede requerir de intervención quirúrgica. 

Abscesos en gatos: Tratamiento

Es importante acudir al veterinario en caso de que tu gato tenga un absceso ya que, en caso contrario, la herida podría complicarse y con ella su curación. Para decidir qué técnica o tratamiento es más eficaz, el veterinario realizará un estudio previo y un análisis general del estado de salud del felino. Posteriormente, realizará una pequeña apertura en el absceso con el fin de drenarlo correctamente. Además, será este el momento para extraer cualquier cuerpo extraño ahí presente. En caso de que la infección se haya agravado, puede ser necesaria la extirpación de tejido circundante afectado.

En los casos que quede de manifiesto la infección bacteriana, puede requerir de tratamiento antibiótico para la recuperación del paciente. Es importante seguir las pautas y consejos marcados por el veterinario para proporcionarle a tu gato una recuperación fácil, rápida y correcta.

¿Se pueden evitar los abscesos?

Para prevenir la grave evolución de los abscesos es necesario tratar las infecciones de la piel de una manera correcta, rápida y eficaz. Solo así se evitarán alteraciones de larga duración e infecciones bacterianas crónicas difíciles de tratar.

Es cierto que muchas peleas entre gatos, aunque supongan una de las principales causas de los abscesos, no se pueden evitar. Sin embargo, sí es posible llevar a cabo medidas preventivas para evitarlas como mantener al felino dentro de casa durante la noche, ya que es el momento del día en que más peleas entre gatos pueden sucederse.

En caso de ya contar con una herida, procura curarla adecuadamente lo antes posible y así podrás evitar posibles complicaciones posteriores. Además, nunca debemos automedicar y mucho menos con antibióticos de forma preventiva, ya que eso puede generar resistencias a los tratamientos que no solo pueden afectar a la recuperación de nuestro paciente felino, sino afectar globalmente a los tratamientos de humanos y animales.