El paciente que se somete a una laparoscopia tiene los mismos beneficios que mediante la cirugía convencional, normalmente con mucho menos dolor postoperatorio, mejor recuperación, menor número de complicaciones y menor tiempo de hospitalización.

A veces es necesario observar internamente a nuestra mascota, por ejemplo, para ver si hay un problema con un órgano, poder tomar muestras o extraerlo. Esto se puede hacer con una laparoscopia.

Canis i Felis Hospital Veterinari

Calle Bogatell 71 08930 Sant Adrià de Besòs
Vea direcciones 934 621 828

¿Qué es una laparoscopia?

Una laparoscopia es una cirugía de mínima invasión en el abdomen, mediante el uso de pequeñas incisiones (cuyo tamaño acumulado no suele exceder un centímetro, y se conocen como puertos) a través de las cuales introduciremos una serie de trocares que nos permitirán llenar el abdomen de dióxido de carbono, una cámara de alta definición, que nos permitirá tener un mayor detalle de todas las estructuras de la cavidad que estamos explorando, a través de una pantalla a tiempo real, y los equipos correspondientes necesarios para cada tipo de procedimiento. En la cirugía convencional, esto siempre requiere de una incisión de mayor tamaño en el animal.

¿Cuáles son las posibles razones para una laparoscopia?

Beneficios de la laparoscopia en tu perro

La cirugía laparoscópica tiene varias ventajas importantes sobre la cirugía convencional:

Otras ventajas derivadas de la técnica laparoscópica son:

Preparación para una laparoscopia

Siempre se requiere anestesia para la cirugía por lo que el animal no puede comer durante varias horas antes de la anestesia, ni beber. Será necesario administrar analgésicos antes de la operación, para que el dolor después de la operación sea mínimo.

Canis i Felis Hospital Veterinari

Calle Bogatell 71 08930 Sant Adrià de Besòs
Vea direcciones 934 621 828