gato paracaidista

Se denomina síndrome del gato paracaidista cuando un gato se precipita al vacío desde una ventana o terraza y sufre lesiones secundarias a esta caída. Normalmente se caen por intentar cazar un pájaro, una mosca o por resbalar del alféizar de una ventana.

¿Cómo pueden afectar los traumatismos a los gatos? 

Es verdad que los gatos parecen tener 7 vidas, porque muchas veces se caen de un quinto piso y resultan ilesos. Siempre hay que intentar poner barreras como una mosquitera para que el gato no se pueda precipitar al vacío mientras toma el sol.

Las lesiones más comunes que vemos en gatos paracaidistas son fracturas de extremidades, mandíbula, paladar, o traumatismos en órganos internos como rotura de vejiga, si cuando se precipitan tienen la vejiga llena, laceraciones en bazo o hígado, etc. Afectación a nivel del tórax, como pneumotórax por laceración de pulmón, hemotórax, contusiones pulmonares, etc. Y en algunas ocasiones, si el gato cae demasiado mal, la muerte.

Por suerte hay muchos gatos que, aun teniendo la mala suerte de precipitarse al vacío, se van intentando agarrar a la pared o a los tendales y llegan al suelo solo con una uña rota o pequeños rasguños.

¿Hay gatos más susceptibles de padecer este problema?

Cualquier gato es susceptible de caer al vacío, no hay predisposición por raza o sexo, si bien puede que un animal sin esterilizar y queriendo salir de casa porque huela el celo de una hembra, o un gato que sea muy activo tienen más papeletas para sufrir este tipo de accidentes.

¿Qué debemos hacer si nuestro gato se cae desde una altura considerable?

Si nuestro gato se cae desde una altura considerable lo primero es encontrar al gato, ya que cae a la calle, que es un terreno habitualmente desconocido para él y estará muy asustado.

Es conveniente que los gatos tengan puesto microchip también por estas razones, ya que, si alguien lo encuentra y lo lleva a un centro veterinario, nos localizarán enseguida. Debemos llevar siempre al gato a que lo revise un veterinario, aunque aparente estar bien.

A un gato que se precipita al vacío hay que hacerle como mínimo una exploración completa, una radiografía de tórax y una ecografía abdominal para comprobar que todo está correctamente. Y después del golpe sufrido, aunque no tenga lesiones, seguramente el gato agradecerá tomar unos días de antiinflamatorio o analgésico que le ayuden a pasar mejor las molestias secundarias al golpe.

¿Tienen los gatos más desarrollado el sentido del equilibrio, lo que les permite caer de pie, o lo de las 7 vidas es un mito?

Los gatos tienen un sentido del equilibrio excelente y siempre tienden a posicionarse para caer de pie, pero les tiene que dar tiempo a girarse durante la caída. Obviamente cuanto mayor sea la altura de la que cae mayor tiende a ser el traumatismo, pero hay ocasiones que si caen desde poca altura y no les da tiempo a girarse y caer de pie el traumatismo también puede ser grave.

También hay gatos que pueden padecer patologías previas que afecten a su sistema nervioso y a su equilibrio, y en estos casos deberemos extremar las precauciones para que no se puedan precipitar al vacío.

Lo de las 7 vidas con los gatos es bien cierto en muchísimas ocasiones. Son animales hábiles y fuertes, se recuperan de problemas que en un perro o en nosotros mismos parecería imposible. Y debemos de tener en cuenta que el gato que se cae una vez al vacío puede volver a caerse, por eso se deben tomar las medidas preventivas oportunas.

¿Cómo podemos evitar estas caídas?

Para intentar evitar estas caídas podemos ventilar la casa por tramos, no dejando al gato en la habitación con la ventana abierta, o podemos instalar una red mosquitera en la ventana favorita de nuestro amigo para que pueda tomar el sol y disfrutar del aire fresco sin peligro para él.