calor gatos

¿Por qué mi gato busca siempre el calor? ¿Puede ser dañino? ¿Quizá lo busca por enfermedad? En AniCura Asturpet Hospital Veterinario resolvemos las dudas principales para poder entender a tu mascota mucho mejor y evitar problemas futuros.

¿Cómo es la temperatura corporal de un felino?

La temperatura corporal de un gato es más elevada que en las personas. Ellos suelen tener entre 38 y 39 ºC de manera fisiológica, por eso no consideraremos que un gato tiene fiebre hasta que no sobrepase esa cifra.

¿Cuál es la razón por la que mi gato siempre busca el calor? 

El gato es un animal al que le encanta el calor, no hay nada mejor que un suelo calentito, una hamaca colgada de un radiador, el teclado de un portátil encendido o las piernas de su cuidador. Se piensa que buscan el calor porque al quedarse quietos y dormir las largas siestas que echan varias veces al día, obviamente pueden perder algo de calor al ralentizarse su metabolismo, y a nadie le gusta quedarse frío al dormir. 

También se tuestan al sol o sobre un radiador, ¿es malo?

No es malo que un gato esté al sol o sobre un radiador. Si el gato en cualquier momento nota que se quema se despertará y se apartará de la fuente de calor. No obstante, existen ciertas patologías que pueden sufrir los gatos, sobre todo los de capa blanca, por la exposición al sol. Por esto se recomienda dejar a tu gato tomar el sol, pero estar atento ante la aparición de cualquier cambio que pueda suceder en su piel, sobre todo en los pabellones auriculares y la nariz.

Además de las razones térmicas, ¿puede obedecer a otras? 

Aunque una alimentación bien equilibrada para gatos aporta la vitamina D que el animal precisa, el sol puede ser una fuente extra de esta vitamina.

¿Cuándo puede ser dañino ese exceso de calor?

El exceso de calor resultaría dañino si el gato no tuviese dónde esconderse del sol y el calor (por ejemplo, en una terraza sin ninguna sombra) y/o no tuviera acceso a una fuente de agua. En este caso podría sufrir un golpe de calor si la temperatura fuera muy extrema.

¿Y de sol?

El exceso de sol puede resultar perjudicial en las zonas donde el gato tiene menos pelo, como son el plano nasal y los pabellones auriculares. Por eso se recomienda asistir a un centro veterinario si tu gato presenta lesiones en la nariz u orejas para realizar un diagnóstico adecuado de la posible patología y aplicar el tratamiento más adecuado para cada caso.

¿Qué señales pueden decirnos que nuestro gato busca el calor por enfermedad?

Cuando nuestro gato busca calor mucho más que antes, ingiere menos comida, presenta vómitos o diarrea, adelgaza, tiene el pelaje descuidado, etc, sería recomendable buscar la opinión de un veterinario, puesto en que en este caso nuestro gato puede estar buscando calor por encontrarse enfermo.

Diana Palacios, veterinaria especialista en medicina felina y medicina interna en AniCura Asturpet Hospital Veterinario