Cirugía de Mínima Invasión

En el Servicio de Cirugía de Mínima Invasión tratamos una gran variedad de patologías intratorácicas, intraabdominales e intraarticulares. La reducción de las incisiones quirúrgicas y, en consecuencia, el dolor de los pacientes favorece una recuperación más rápida y con menos complicaciones.

Mediante la toracoscopia podemos acceder a la cavidad torácica para explorarla y realizar procedimientos como biopsias, pericardiectomías o ligaduras del conducto torácico. Además, la toracoscopia puede facilitar la localización de lesiones en aquellos casos donde las pruebas de imagen no sean concluyentes.

La laparoscopia nos permite llevar a cabo intervenciones a nivel de la cavidad peritoneal. Así podemos realizar por ejemplo ovariohisterectomía, colecistectomías, biopsias hepáticas y pancreáticas, adrenalectomía o gastropexia electivas entre otros.

A través de la artroscopia podemos diagnosticar y tratar una buena variedad de patologías del hombro, la rodilla o el codo, y en algunos casos del tarso. La osteocondritis dissecans, la fragmentación del coronoides, la ruptura del ligamento cruzado anterior o las lesiones del menisco son algunas de las afecciones más frecuentemente abordadas mediante artroscopia.

La patología diagnosticada, el tipo de paciente y su estado clínico determinarán si la intervención se puede llevar a cabo mediante una técnica de mínima invasión.

En caso de ser un paciente referido por otro centro, puede ponerse en contacto con nosotros llamando al 93 285 84 00 o escribiendo a referidors.arsveterinaria@anicura.es